La clave de la cura del SIDA podría estar en las abejas

Investigadores norteamericanos demostraron que una toxina en el veneno de abeja ataca al virus sin dañar células sanas.

abeja

El número de personas infectadas con VIH/SIDA asciende a 33.4 millones en todo el mundo, y los tratamientos médicos actuales sólo permiten que los pacientes lleven una vida relativamente normal, con efectos secundarios minimizados.

La dependencia de los medicamentos para palear la enfermedad y el elevado costo de los mismos hace que los pacientes se sientan literalmente esclavizados al tratamiento de por vida.

Nuevos esfuerzos en el campo de la medicina investigativa planean aportar soluciones radicales para la lucha contra el virus, incluyendo la eliminación total del mismo mediante nuevas técnicas y tecnologías.

La Escuela de Medicina de la Universidad de Washington publicó los resultados de un estudio en el que expone los fascinantes hallazgos en la búsqueda de una cura para el HIV.

Los científicos lograron demostrar que la toxina melitina presente en el veneno de las abejas puede atacar al virus, en tanto que evita la efectos nocivos para las células sanas circundantes.

La toxina melitina es capaz de perforar pequeños agujeros en la capa protectora del virus del HIV, como así también atacar células tumorales.

En su investigación, los científicos añadieron una protección sobre la superficie de las nanopartículas, que cuando estas entran en contacto con las células normales, las partículas simplemente rebotan. Pero cuando encuentran el virus destruyen su capa protectora y lo eliminan.

Sida

Por el contrario, aunque la mayoría de los medicamentos contra el VIH inhiben la capacidad del virus para replicarse, no hacen nada para detener la infección inicial, por lo que algunas cepas del virus acaban encontrando formas de evitar estos medicamentos y reproducirse de todos modos.

Los avances logrados por el equipo detrás de este estudio permiten vislumbrar en el futuro cercano la posibilidad de la creación de un gel vaginal para impedir la propagación del VIH y de unasolución de aplicación intravenosa destinada a ayudar a las personas infectadas.

Este estudio viene de la mano con la noticia de que un bebé en Mississippí que había nacido con VIH fue curado. Su madre fue diagnosticada con el virus durante el parto y el bebé recibió un tratamiento de tres fármacos 30 horas después de haber nacido.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s