¿Supone Android One el fin de las posibilidades de Firefox y Windows Phone en mercados emergentes?

firefox-os-xtk-2

El pasado mes de junio la conferencia Google I/O tuvo como uno de sus grandes protagonistas aAndroid One, la que será la plataforma móvil derivada de Android en la que según ellos podría estarel futuro de los mercados emergentes.

La plataforma móvil de la empresa quiere estar más preparada que nunca para esos próximos miles de millones de usuarios, y los directivos de Google ofrecieron las primeras pinceladas de lo que será Android One. La idea esencial es la de garantizar una gran experiencia de usuario en móviles por debajo de los 100 dólares, y eso plantea una clara amenaza a plataformas como Firefox OS e incluso a la apuesta de Microsoft tras la compra de la división de dispositivos móviles de Nokia.

Primeros terminales Android One a la vista

El lanzamiento de Android One en India es un perfecto ejemplo del planteamiento de Google con esta iniciativa en la que ya hemos visto dos debutantes: el Spice Dream UNO y el Karbonn Sparkle V, ambos con una propuesta clara en la que se mezclan unas especificaciones modestas con una plataforma software que sobre todo lucha por la eficiencia.

Es importante destacar que Google trata de ofrecer una propuesta con tres grandes pilares con Android One:

  • Una buena experiencia de usuario con actualizaciones Android incluidas
  • Planes de datos asequibles con las operadoras como partners -las actualizaciones de Android no influirán en el consumo de esas cuotas de datos-
  • Soporte de idiomas como el Hindi incluyendo comandos de voz

Esos pilares son algo distintos a los que se defienden con terminales muy populares como el Motorola Moto E, que podría ser una alternativa válida también para estos mercados. Sin embargo, Google quiere diferenciar una experiencia de usuario de la otra, y dejar claro que tiene una alternativa especialmente orientada a estos mercados y diferencial respecto a la experiencia “general” que encontraríamos en un Moto E, un terminal que por sí solo ya era prometedor en estos mercados.

Firefox OS, tenemos un problema

El anuncio de Android One probablemente hiciera ponerse algo nerviosos a los responsables del proyecto Firefox OS. El sistema operativo móvil desarrollado por Mozilla y apoyado por operadoras -sobre todo, Telefónica- parecía tener un futuro prometedor, pero en estos últimos meses hemos visto pocos avances destacables en la plataforma.

650_1000_nexus-4-firefox-2-0-2
Hace unas semanas evaluamos una versión preliminar de Firefox 2.0 corriendo sobre un Nexus 4… de momento sin noticias de cuándo llegará al mercado de forma estable.

Eso lo confirmábamos recientemente en el análsis del Alcatel OneTouch Fire C, un dispositivo que se diferencia muy poco de la propuesta que apoyaba Mozilla hace un año. Recordad cómo entonces pasamos una semana entera con un terminal Firefox OS para contároslo, y cómo esa experiencia de uso, aunque decente, no podía compararse a la que ya ofrecían Android, iOS o Windows Phone.

La apuesta de Firefox OS era valiente por su defensa de las aplicaciones web y del estándar HTML5, pero no se ha visto refrendada con terminales destacables -aun en esa franja de precios, no hablemos ya de gamas altas para mercados desarrollados- o con el apoyo de los desarrolladores. Aunque las cifras de venta de estos terminales eran interesantes en algunos países latinoamericanos, la incógnita sigue siendo el futuro de esta plataforma. De hecho, esas cuotas, que el ex-directivo de Telefónica Carlos Domingo situaba como próximas al 10% en algunos mercados (sin especificar), probablemente se producían gracias a las fuertes subvenciones y promociones de la operadora en dichos países.

Así pues, nos encontramos ante una situación compleja para un Firefox OS cuyo catálogo de aplicaciones sigue siendo ridículo con respecto a las propuestas de Google, Apple y Microsoft, y que de momento no parece tener argumentos demasiado convincentes -en la práctica, no en su filosofía- para convencer a esos millones de usuarios. Como comentábamos en el análisis del Fire C,

El modelo de Alcatel es una prueba más de que tanto Mozilla como los fabricantes y operadoras que apoyan este interesante proyecto necesitan dar un salto diferencial para convencer a unos usuarios a los que les importa poco lo que hay por debajo (filosofías abiertas incluidas), y sí que WhatsApp funcione o que puedan publicar sus fotos en Twitter, Instagram, Facebook o Pinterest de forma rápida y cómoda.

Esa es una realidad de los mercados emergentes hoy en día, pero también de mercados más maduros en materia de telefonía móvil, y no parece claro que Firefox OS pueda lograr diferenciarse con competidores tan potentes como Android One. Y eso, desde luego, es una lástima.

Adiós Asha, ¿dónde queda Windows Phone (o más bien, Windows)?

La citada adquisición de esa división de Nokia por parte de Microsoft planteó dudas sobre el futuro de las gamas “básicas” de esa empresa. No obstante, esas dudas se aclararon en buena parte hace poco. Microsoft anunció que detendría el desarrollo de las gamas Asha y los S40 con Symbian, y apostaría por unificar esfuerzos y ofrecer Windows Phone a todos sus dispositivos, tanto de gama alta como de gamas de entrada.

650_1000_nokia-asha-230

Ese esfuerzo de unificación se ha visto consolidado recientemente con ese anuncio de la filosofía One Windows que promete una futura convergencia entre plataformas y dispositivos de Microsoft. El núcleo del sistema operativo apunta a ser único, pero a ese núcleo le acompañarán luego componentes que permitirán orientar el desarrollo a móviles, tablets, PCs, portátiles o a la consola Xbox.

Dentro de los móviles todo parece indicar que esa unificación calará hondo. Ya hemos visto cómo Microsoft hará que desaparezcan las marcas Windows Phone y Nokia de su catálogo, y hace unas horas aparecía una imagen que parecía ser la prueba de que los futuros smartphones de Microsoftya no serán dispositivos basados en Windows Phone, sino simplemente en Windows.

La pregunta, por supuesto, es cuál será la orientación de Microsoft en mercados emergentes en los que tanto Asha como las series S40 parecían firmes candidatos de Nokia. Lo cierto es que Windows (Phone) había demostrado hasta ahora su fluidez incluso en terminales modestos como los exitosos Lumia 520, y no parece que la firma vaya a tener problemas para tratar de competir en esa franja de precios con los dispositivos Android One. Veremos si la experiencia es comparable.

Más información | Android One, XATAKA 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s